miércoles, diciembre 28, 2005

Mope'opoly

¡Hola mundo!

El tipo ese de rojo que vuela en trineo me ha traido, a través de mi esposa, la edición especial de la saga de "El Padrino". Yo siempre he sido fan del cine de gangsters (sobre todo las del inmortal James Cagney), los libros sobre la mafia (El padrino, Omertá, El último Don...) e incluso los comics (Torpedo 1936, excelente obra de Jordi Bernet y Enrique Sánchez-Abuli).

Ha querido el destino, siempre caprichoso, que mi esposa también se haya aficionado desde hace poco al Monopoly, decano de los juegos de mesa. Y como Cagney, el más grandeno podía ser de otra forma, mi mente calenturienta y perturbada, ha alumbrado un nuevo juego, que en lineas generales paso a relataros.

En el juego en sí, Mope'opoly, se trata de encarnar a un Don de la mafia y tratar de aplastar por diversos medios a los otros capos. Es un juego de cartas, pero en el que las tiradas de dados tienen también una importancia decisiva.

Sería estupendo que se contase, al menos, con una copia de monopoly o similar para jugar a este juego, ya que se usaran tanto los billetes como las figuritas de casas y hoteles incluidas en este, aunque tampoco será imprescindible, ya que el dinero se puede contabilizar apuntando las cantidades y las casas y hoteles se suministrarán en forma de fichas junto al reglamento.

Cada jugador contará con un panel de control donde podrán colocar las cartas de sicarios (cosigliere, matones, sicarios, chivatos), contabilizar diversos aspectos del juego (sospecha policial, favor político, respeto, etc) y también colocar los marcadores de casas de juego, prostíbulos, puntos de venta de droga, hoteles, etc.

Cada turno, los jugadores robarán una carta de sicario y una carta de sucesos, pudiento tener en su mano hasta siete cartas. Tras esto, podrá hacer una acción legal, como por ejemplo comprar un inmueble, un hotel, pedir un préstamo, etc, y hasta tres acciones ilegales, jugando las cartas correspondientes que tenga en su mano. Estas acciones ilegales SOLO se podrán efectuar si se tiene la carta correspondiente. Una vez jugada la carta, se aparta del juego. La contratación de sicarios se hará siempre al final del turno.

Cuando un jugador vaya a emprender una acción ilegal en la que se vea involucrado un jugador contrario, ambos deben elegir el sicario que la realizará, se harán tiradas de dados enfrentadas y se aplicarán los bonificadores correspondientes. Cada carta de sicario tendrá estas cuatro habilidades: Violencia, persuasión, respeto y abogacía. Lógicamente, un cosigliere tendrá más nivel en abogacía que en violencia, justo lo contrario de un matón.

Para terminar con un oponente, hay varias formas: subir mediante sobornos y otras tretas su sospecha policial al máximo, bajar al mínimo su respeto, o intentar matar al Don.

Para matar al Don, se debe tener secuestrado o muerto a su cosigliere y a su matón. Entonces, utilizando una carta de asesinato, se puede intentar acabar con el. Si se consigue, se acaba la partida.

Espero que la idea os guste, se supone que hoy recojo mi PC del sevicio técnico, y espero ponerme manos a la obra en breve !!!

Ala, a pasarlo bien.

1 Comments:

Blogger JKeats said...

Genial, me gustan tanto la ambientación como el sistema, espero que podamos probar pronto la primera versión de las reglas. Será un perfecto regalo para la entrada de año.

Un saludo, ánimo con el proyecto.

JKeats

vie. dic. 30, 04:31:00 p. m. 2005  

Publicar un comentario

<< Home